El aceite y la salud:

El aceite es uno de los pilares de la dieta mediterránea y por su riqueza en vitaminas A, D, E y K. Favorece la absorción de minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc. También es eficaz en el proceso digestivo, evitando la acidez gástrica y facilitando el tránsito intestinal. Se ha demostrado que mejora el control de la presión arterial y ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre, entre otros efectos beneficiosos para la salud.

Estudios científicos han demostrado que el aceite de oliva es beneficioso para la salud. A continuación se exponen las propiedades y los efectos beneficiosos:

  • Contribuye a la regulación de la glucosa en la sangre.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Regulariza el funcionamiento del aparato circulatorio.
  • Mejora la absorción intestinal de los nutrientes.
  • Estimula el crecimiento óseo.
  • Es vehículo para la absorción de las vitaminas liposolubles (A,D,E y K).
  • Hace disminuir los niveles de LDL-colesterol, colesterol de baja densidad, o colesterol malo.
  • Aumenta los niveles de HDL-colesterol, colesterol de alta densidad, o colesterol bueno.

La elevada cantidad de polifenoles (un antioxidante natural) en el aceite de oliva ayuda y previene enfermedades degenerativas como el Alhzeimer y actúa contra el envejecimiento. También reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, aumentando el HDL o colesterol bueno.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y medir el uso de nuestra web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración en cualquier momento.